domingo, 16 de diciembre de 2007

Un regalo

Barenboim discusses the work with Lang Lang

Uno podría pensar que este Lang Lang es un mero alumno de piano que tuvo la suerte de que Barenboim le diera algo de su tiempo. Pero no, se trata de un pianista virtuoso y ampliamente reconocido. ¿Por qué, entonces, está tomando clases? se preguntará seguramente más de un "artista" de estos pagos... Y es comprensible la pregunta. Al fin y al cabo, en el Buenos Aires de hoy, basta una "intervención" (a modo de ejemplo, algo así como colgar 200 pan dulces en un poste de luz y decir - sobre todo decir y explicar - que eso es bla, bla, bla...) para que un cualquiera saque chapa (y parada y actitud y los reclamos del caso) de ARTISTA. ¿Por qué habría entonces, un artista reconocido ya, de preocuparse en aprender... En seguir aprendiendo? ¿Cómo, había que aprender? ¿Había que trabajar?... La imagen de Jesús entrando al templo con el látigo me viene a la mente en este momento...

Es cierto: Hay un mundo mejor, pero es carísimo... Disfruten de la clase de Barenboim y luego del otro video de Lang Lang. En tiempos en los que "cualquier cacatúa sueña con la pinta de Carlos Gardel", es maravilloso ver cómo dos tipos que saben mucho se apasionan trabajando en el sutil nivel de los detalles, los matices...



Otro video de Lang Lang, como para que podamos apreciar que "el chinito" no es precisamente un principiante...

No hay comentarios:

 
Elegant de BlogMundi