viernes, 3 de agosto de 2007

Una cita

No tiene sentido contratar a personas inteligentes y después decirles lo que tienen que hacer. Nosotros contratamos a personas inteligentes para que nos digan qué tenemos que hacer. (Steve Jobs, fundador de Apple Computer).

La frase debería bastar por sí sola. Y deberían repetirla una y mil veces, hasta grabársela, por todos aquellos empresarios en ciernes, especialmente en las PyMEs, que aspiran a hacer de su pequeña empresa una gesta exitosa.

Una vez fui llamado por un empresario de una importante empresa cerealera (especializada en arroz) porque él entendía que necesitaba una renovación en la comunicación de sus productos en general. Repito, fui llamado...

Elaboré una serie de propuestas y me presenté con las mismas ante este empresario, habiendo pergeñado una sencilla alocución acerca de las razones y justificaciones del cambio que yo proponía. Básicamente, que hoy ya no se venden taladros sino agujeros, que la gente no compra arroz (en este caso) sino antes la percepción que tienen de la marca del arroz, etc., etc., etc. Amagué comenzar con esa breve explicación. El empresario me interrumpe, me muestra una foto de unos silos gigantes, y me dice: "Cuando esto era sólo un galpón, yo ya estaba allí dándole al arroz. O sea que no me vas a hablar a mí de arroz. Lo que yo quiero que hagas es bla, bla, bla..."

Yo, por supuesto, no tenía pensado hablar de arroz sino de Comunicación (o Publicidad), que es algo totalmente distinto. Lo que aquel empresario me pedía que hiciera era más de lo mismo, con un leve cambio en los parámetros estéticos, meramente visuales, lo que no significaba un cambio en su comunicación verdaderamente. Era como la típica "blanqueada" a las paredes, una manito de cal para que parezcan nuevas y prolijas... Esa anécdota me trajo a la memoria algo que le pasó a un amigo ilustrador cuando comenzó a trabajar en una agencia de publicidad. Le preguntó a su superior por qué razón los clientes opinaban así como así de las ilustraciones (y demás aspectos de una campaña) si es que no eran especialistas en la materia ni mucho menos. La respuesta que obtuvo fue: "Sabés qué pasa... Todo el mundo dibujó alguna vez el pato Donald. Esa experiencia les hace creer que están habilitados, bla, bla, bla...".

Esto es Argentina pura. Todos sabemos de todo, opinamos de todo. Todos queremos ser "el que la tiene más larga". Por eso Steve Jobs es Steve Jobs. Porque se permite seguramente, a veces, no ser tan Steve Jobs y escuchar a los demás.

Va de regalo uno de los tantos spots que Apple, con mucho humor, hace acerca de su relación con Microsoft.
Vale quizás aclarar que quien esto escribe trabaja en una PC y no en una Mac, pese a los reiterados y bien intencionados embates de los amigos que insisten en convencerlo del cambio.

No hay comentarios:

 
Elegant de BlogMundi