martes, 1 de mayo de 2007

Intro



Son doce paradas, doce momentos absolutamente gratuitos, innecesarios, prescindibles todos, para una época
de rating minuto a minuto.

Seguramente tenés cosas más importantes que hacer o de las que enterarte.

01 . Una foto

Guardo esta foto desde hace muchos años. No sé por qué... Supongo que el "Absolutamente Nada" me produce una extraña mezcla de temor e intriga, cóctel que resulta finalmente atractivo. La perspectiva de esa nada (por un largo trecho) es más una "posibilidad de" que una presunción de futuro catastrófica. Puede que sea uno de las últimas señalizaciones antes de la última frontera... Algunos dicen que llegado ese punto hay una cartel, pintado a mano, que reza: ¡Ma sí!... Otros agregan un segundo cartel, a pocos pasos del primero. Un cartel que diría: Después vemos...

02 . Una palabra

LAGOM
Lagom es una palabra sueca que no tiene traducción directa al español. Su significado es relativo a: "término medio", "suficiente", "moderado", "promedio", "equilibrado", "justo medio". La palabra proviene de "lag" (ley) y el antiguo sufijo dativo "-om", con el sentido de "según la ley". Es una actitud o forma de vida equilibada que evita los excesos: "sólo la cantidad y tamaño correcto, nunca demasiado ni poco". Una forma de vivir la vida simple. El lujo, la ostentación, ser el mejor o el primero, tener lo más grande, son extremos que no van con el Lagom sueco.
(extraído de Wikipedia)
Un artículo que viene a cuento, que vale la pena leer:
Cómo manejar los negocios en Suecia (por Anders Porter)

03 . Un video

Web 2.0... The machine is us/ing us

04 . Una cita

El problema de la carrera de ratas
es que incluso, aunque la ganemos, seguimos siendo una rata.
Lily Tomlin

05 . Una canción

The blower´s daughter es una hermosa canción de Damien Rice (que no es un "songwriter" de una sola canción, hay que señalarlo) que se hizo conocida por formar parte de la banda de sonido de "Closer", película estrenada en el 2004, dirigida por Mike Nichols y de la que participaron Natalie Portman, Clive Owen, Jude Law y Julia Roberts. La película es interesante..."Una historia que esta envuelta por infidelidad, intimidad y una mirada honesta a las relaciones modernas" (Wikipedia) Vale la pena verla... Los críticos han de detenerse en las actuaciones en general y posiblemente en Natalie Portman en particular (¿se acuerdan de la nena de "El perfecto asesino"?). A mi edad (?!) prefiero, sin dudarlo, detenerme en una Julia Roberts demoledora... ¡Pero estábamos con Damien Rice!

06 . Una opinión

Recomiendan esmerarse en escribir el pensamiento o la opinión propios cuando se trata de un blog que tenga ciertas pretensiones. De tanto en tanto me hago cargo de estos menesteres y pongo mi módico esfuerzo y humilde talento, tratando de hilvanar alguna idea o visión más o menos potable. Mas no me interesa particularmente esta exposición y debo admitir que suelo antes solazarme encontrando "perlitas" de terceros aquí y allá. En todo caso, este blog no sería más que el resultado no de una búsqueda sino de distintos hallazgos que quizás merezcan también tu atención.
En esta "parada" tomamos una columna de Ariel Torres, publicada en La Nación recientemente.


Desierto, agricultura interior y tecnología

Durante la primera de una serie de charlas que estoy dando sobre los blogs en la Feria del Libro, la pregunta de uno de los asistentes, ya cerca del final, me llevó, otra vez, al tema de cómo reaccionamos frente a los avances técnicos. Esta persona quiso saber mi opinión sobre el contraste que hay entre las vastas posibilidades de comunicarnos de la actualidad y la "vacuidad de contenidos" que, en su opinión, es el sello de estos tiempos.
También en estos días estuve en un programa de TV en el que se debatió sobre cómo los mensajes de texto y el chat promueven cierta "corrupción del lenguaje".
Finalmente, participé hace cuatro días de otra de las reuniones que Microsoft realiza para crear conciencia sobre la protección de los chicos en Internet y la lucha contra la pedofilia. Allí, alguien sugirió la necesidad de "controlar Internet".
Al parecer, deduzco, existe el consenso general de que estamos viviendo en un mundo cada vez más epitelial e inmediato. Coincido. Que cultivar el espíritu y el intelecto es, parecería, cosa del pasado. Coincido. Que se viene una noche negra donde shows televisivos perfectamente vacíos (parafraseando a Lem) se combinarán con cientos de millones de blogs insípidos y sempiternos espectáculos de balón para adoquinar el núcleo de una no-cultura neutra, sumisa y empantanada. Y que la culpa la tienen, en gran medida, la PC, Internet y los celulares. Por supuesto, pienso de otro modo.
Aunque, nobleza obliga, no disentiré aquí con lo que se dijo ni en la Feria del Libro ni en aquel programa de TV (lo hice, desde luego, in situ), hay una cantidad de cosas en las que he estado pensando desde entonces y que quisiera compartir.
Creo que, gracias a Dios, hoy tenemos la tecnología digital para revertir la evidente desertización del alma que estamos observando; segundo, que durante milenios las personas no sólo no se cultivaban, sino que tampoco podían hacerlo, no les estaba permitido. Dicho de otro modo, la vacuidad no es nueva; sólo que ahora la notamos más. Y la actual vacuidad, cuando menos, es optativa. Otrora, el 90% de la población humana era analfabeta. Ningún tiempo pasado puede haber sido peor que eso.
La inmediatez y la política del menor esfuerzo son el resultado, a mi juicio, de una serie de errores que hemos ido cometiendo los adultos durante décadas; la tecnología no tiene nada que ver. En la base de ese error está la creencia, falaz, temblorosa e ingenua de que es posible ser feliz sin cultivar el espíritu. Porque cultura significa cultivo, no de erudición. Y sin cultivo sólo se obtiene un yuyal, un baldío.
Un chico de 12 años me dijo hace poco que "leer es aburrido". Me pregunté cómo lo sabía. Con qué ejemplos contaba. Y qué habría de sentir el día que descubriese que leer era difícil (no aburrido, no es lo mismo) sólo al principio, pero que después se volvía felicidad pura. Hemos confundido -durante demasiado tiempo- bienestar con felicidad, diversión con revelación, superstición con fe, fanatismo con pasión. Difícil equivale a aburrido. Las consecuencias están a la vista. Pero más tarde o más temprano, las nuevas generaciones caerán en la cuenta (pendularmente, tal vez) de que la vida es de un tedio insufrible si no se ha invertido una no pequeña cuota de esfuerzo en cultivar la mente y el espíritu.
Para cuando eso ocurra, por fortuna, esas generaciones dispondrán de herramientas digitales que ya en la actualidad permiten un acceso a la cultura como nunca antes se vio en la historia humana. La agricultura interior nunca fue más sencilla ni estuvo al alcance de tantas personas.
Por Ariel Torres

07 . Un libro


Funky Business
Jonas Ridderstrale & Kjell Nordstrom




No sé si el secundario sigue como entonces (?) pero se entiende igual. En tercer año, lectura obligada de Funky Business. En cuarto, Karaoke Capitalism. Y en quinto, Funky Business for ever (que ya va a haber salido para esa época)... ¿Que presenta un panorama aterrador por momentos? Es cierto. ¿Pero no vivimos, acaso, en tal "panorama aterrador"?... Si Usted ya no está en el secundario y no obstante se cree con fuerzas suficientes como para intentar un cambio... Funky Business también... ¿Y el espíritu humano?... Estos suecos son economistas y hablan de un mundo regido por el dios Mercado (¿Le suena conocido esto?). "Al César lo que es del César...". Estos tipos hablan del César pues.



08 . Un CD

Gavin Bryars . Jesus´s blood never failed me yet

En 1971 Gavin Bryars colaboró en un documental sobre los vagabundos que viven en la calle, en una zona de Londres. Mas tarde, revisando el audio que se grabó, descubre una melodía cantada por un viejo vagabundo que decia “Jesus’ blood never failed me yet/ Never failed me yet/ Jesus’ blood never failed me yet/ There’s one thing I know/ For he loves me so…” algo asi como una nana religiosa, misteriosa y enigmática, pero con una voz cercana y entrañable.En 1975 se le ocurre a Gavin grabar este fragmento como un “loop”, repitiendolo indefinidamente. Comienza con la voz muy suave y a lo largo de 74 minutos va subiendo poco a poco de volumen, y se van añadiendo un quinteto de cuerda primero, el bajo y la guitarra despues, y finalmente la percusión.En el 93 se reedita el disco, grabando una variación en la que Tom Waits acompaña a la parte cantada por el vagabundo.He oido pocas cosas en mi vida que me hayan emocionado tanto como esta, me quedo sin palabras para describirla, asi que como cualquier adjetivo que escriba sobre esto va a valer de poco, solo recomendaros que lo escucheis. (Foro Muzikalia)


del site de Gavin Bryars
In 1971, when I lived in London, I was working with a friend, Alan Power, on a film about people living rough in the area around Elephant and Castle and Waterloo Station. In the course of being filmed, some people broke into drunken song - sometimes bits of opera, sometimes sentimental ballads - and one, who in fact did not drink, sang a religious song "Jesus' Blood Never Failed Me Yet". This was not ultimately used in the film and I was given all the unused sections of tape, including this one.
When I played it at home, I found that his singing was in tune with my piano, and I improvised a simple accompaniment. I noticed, too, that the first section of the song - 13 bars in length - formed an effective loop which repeated in a slightly unpredictable way. I took the tape loop to Leicester, where I was working in the Fine Art Department, and copied the loop onto a continuous reel of tape, thinking about perhaps adding an orchestrated accompaniment to this. The door of the recording room opened on to one of the large painting studios and I left the tape copying, with the door open, while I went to have a cup of coffee. When I came back I found the normally lively room unnaturally subdued. People were moving about much more slowly than usual and a few were sitting alone, quietly weeping.
I was puzzled until I realised that the tape was still playing and that they had been overcome by the old man's singing. This convinced me of the emotional power of the music and of the possibilities offered by adding a simple, though gradually evolving, orchestral accompaniment that respected the tramp's nobility and simple faith. Although he died before he could hear what I had done with his singing, the piece remains as an eloquent, but understated testimony to his spirit and optimism...


Un video en You Tube. La sola imagen de una cruz.
Un fragmento (inc. Tom Waits)
Bryars hizo una primera versión que salió al mercado promediando la década del setenta. Alguna vez Tom Waits dijo que ese era una de las mejores obras que había escuchado en su vida. Bryars hace una segunda versión ys e la envía a Waits para que haga algo con ella. Waits agrega su voz en los últimos 11 minutos.

La obra completa dura 74 minutos... Sólo la voz del mendigo (loopeada) cantando ese único fragmento... durante los 74 minutos... Comprá el CD y ponelo en tu casa a volumen bajo... Y después nos contás...


09 . Una de amor

Extraído de La Nación, Febrero 14 de 2007
El amor obedece las leyes de la ciencia...
dice Rajendra Persaud

"Hay poco de poesía y de misterio al elegir una pareja"
opina el psiquiatra inglés.

LONDRES.- "Doctor, no necesito Prozac. Necesito un novio..." Cuando poco tiempo atrás una paciente llegó con este reclamo al hospital psiquiátrico donde trabaja el doctor Rajendra Persaud (el Freud de los 90, según el matutino británico The Guardian; uno de los veinte máximos gurúes del mundo, según The Times, en 2004, y el médico más joven votado por sus pares del Royal College of Psychiatrists y del Institute of Psichiatry para integrar la lista de los mejores diez de su profesión, en 2002), él quedó impresionado.
"Por un lado me di cuenta de las cosas increíbles que la gente piensa que puede sacar del servicio nacional de salud -explica con humor a LA NACION el psiquiatra nacido en Reading, Inglaterra-. Por el otro, me resultó un ejemplo muy claro de cómo en la base de la infelicidad humana está el tema de las relaciones amorosas. Elegir a la persona con la que vamos a pasar el resto de nuestra vida es la decisión más importante que podemos tomar desde un punto de vista evolutivo, pero también es la que más va a afectar nuestra salud mental. En una mala relación, las posibilidades de depresión clínica no aumentan el doble ni se cuadruplican: hay que multiplicarlas por treinta. Hoy sabemos que el amor obedece las leyes que dicta el cerebro y que son estudiadas por la ciencia."
Persaud ganó el premio a la investigación del Royal College of Psychiatrists y alterna su trabajo clínico en el Royal Maudsley Hospital (posiblemente, la institución de enseñanza en psiquiatría para graduados más prestigiosa de Europa) con una intensa actividad mediática. "Nunca en la historia de la humanidad hemos tenido tanta libertad para elegir pareja, y nunca lo hemos hecho peor; hay un serio problema en la forma en la que predecimos si una relación va a durar", sostiene. Y dice que eso es lo que más lo frustra.
Hijo de un diplomático de la Guyana, Persaud, que constantemente debe aclarar que su origen está en las Indias occidentales y no en las orientales, es la cara más conocida de la psiquiatría británica. Su decisión de escribir tanto artículos especializados para las revistas más prestigiosas, como The Lancet , el British Journal of Psychiatry y el British Medical Journal , como libros de divulgación ha hecho de él alguien extremadamente polémico. El best-seller de esta semana en el rubro de psicología popular es un libro suyo cuyo título lo dice todo: Simplemente irresistible. La psicología de la seducción .
Persaud, sin embargo, se niega a aparecer menos en los medios masivos, argumentando que la psiquiatría es demasiado cerrada y secreta como profesión y que no se puede pretender que la gente común tome conciencia y entienda qué son las enfermedades mentales si los especialistas no abren el diálogo sobre el tema.
Pero, por sobre todo, a "Raj" Persaud, como es universalmente conocido, le gusta mirar al futuro, a los adelantos que la ciencia está trayendo al estudio del comportamiento, incluso en el amor, aplicando desde las teorías darwinianas hasta los escaneos cerebrales.
-¿Qué es lo más importante que hemos aprendido en los últimos años respecto de si existe el amor a primera vista?
-Tenemos una resistencia natural a la ciencia del amor, y no nos gusta ver que obedece a ciertas reglas determinadas por el cerebro, como nos dice la neurociencia. Preferimos verlo como algo misterioso, poético y espontáneo, sobre lo cual no podemos tener ningún control. Entramos en un bar y vemos alguien que inmediatamente nos atrae. Nos gusta sentirlo como un ejercicio de elección personal, aunque haya evidencia científica que hoy demuestra lo contrario, porque parecería que nacemos con una especie de instinto de belleza. Hay estudios de los años 90 que demuestran que aun los bebes prefieren una cara de adulto atractiva a una fea y que los adultos deciden si la cara que están mirando es atractiva o no en aproximadamente una décima de segundo. Pero nuevos datos prueban que podemos quedar fascinados por alguien todavía más rápido que eso. Un grupo de especialistas del Centre for Cognitive Neuroscience de la Universidad de Pennsylvania, junto con otros de Yale, han publicado un estudio que muestra que podemos juzgar cuán atractiva es una cara tan rápido que no podemos siquiera tomar conciencia de su existencia.
-¿Cómo es eso?
-En ese estudio, se le pedía a distintas personas que establecieran cuán atractiva era una cara que se les mostraba en 12 milésimas de segundo. A pesar de que muchas veces no eran conscientes siquiera de haberla visto, podían evaluar si les había gustado o no. Esta velocidad sorprendente muestra que la atracción puede tener mucho menos que ver con la elección y el gusto individual que con una programación biológica o cerebral inconsciente. La evolución nos diseñó de esa manera.
-Entonces, ¿sólo las personas muy atractivas van a tender a pasarlo bien en este San Valentín?
-No es tan simple. La teoría de la evolución darwiniana tenía dos grandes fuerzas motivadoras. La supervivencia del más apto posiblemente sea la más conocida, pero Darwin también propuso otra fuerza, que podemos definir abreviadamente como la supervivencia del más bello. La expresión que prefieren usar los biólogos evolucionistas es "selección sexual", y la idea es que si un animal como el pavo real tiene esa cola totalmente absurda que no le permite volar, pero que es altamente atractiva para el sexo opuesto, entonces los genes de la cola más bellísimamente absurda tienen más posibilidad de pasar a la próxima generación que los de sus pares de colitas más cortas, que las hembras miran menos. Pero también es fundamental quién elige. A través de las especies, se ha hallado que las hembras, en general, son más complicadas para elegir, posiblemente porque invierten más recursos biológicos en cada cría, a través de procesos como la gestación y la lactancia, así que, en términos de evolución, es más costoso para la hembra equivocarse con la pareja. Mientras los hombres, como dice el dicho popular, se llevan a la cama a cualquier cosa que respire, la teoría evolucionista dice que las hembras están hiperalertas para detectar señales de que el candidato a padre de sus hijos realmente vale la pena. No se van a fijar sólo en cuán atractivo es el candidato. Lo van a ver más atractivo si da señales de que también va a ser fiel, por ejemplo.
-¿Es verdad que todos los hombres que valen la pena ya están casados o en pareja?
-Un estudio publicado por la Canadian Medical Association, justamente, lo explica. La teoría de la evolución dice que si una mujer, al elegir a un hombre, ha determinado que vale la pena aparearse con él, ésa es una información valiosa para otras mujeres respecto de ese hombre en particular, una opinión que influye en la evaluación de las otras mujeres.
-Entonces, ¿a los hombres les sirven estrategias como pedirle a una amiga muy atractiva que vaya a un bar o a una discoteca con ellos para atraer a otras chicas?
-Los últimos estudios parecerían indicar que sí. Un equipo de la Universidad de Aberdeen realizó el siguiente experimento: primero, 28 participantes mujeres miraron ocho pares de caras de hombres y tuvieron que indicar cuál, dentro de cada par, les gustaba más. Después se les mostraron unas diapositivas en las que se veía a mujeres mirando con una sonrisa a una de las dos caras del par y con indiferencia a la otra. Los investigadores descubrieron que con 30 segundos de interés de parte de otra mujer es suficiente para hacer que un hombre luzca más atractivo.
-¿El amor es ciego?
-Con la posibilidad, en los últimos años, de hacer escaneos cerebrales, pudimos ver cómo cuando estamos enamorados algunas partes del cerebro se encienden, pero otras partes se apagan, en particular las que tienen que ver con la planificación y el juicio. Al principio de las relaciones, en particular, es cuando uno deja de pensar con claridad. De ello debería deducirse que si uno tiene que tomar decisiones para el futuro, lo mejor es esperar a que este primer enamoramiento haya pasado un poco. Sin embargo, hay estudios que muestran que mucho después de que el primer golpe de amor apasionado se ha diluido, una visión distorsionada e irreal del compañero o de la compañera es un ingrediente fundamental para un matrimonio exitoso. Un estudio de 400 parejas casadas, en promedio, durante 40 años, mostró que los que parecían más felices con la vida en general tendían a ser aquellos con una visión idealizada de sus matrimonios, un 52 por ciento de la muestra. El resto, los que veían la historia de su relación de manera más realista, tendía a tener resultados mucho más bajos en cuanto a satisfacción matrimonial.
-¿Esto puede tener una explicación en términos de evolución, también?
-Una de las explicaciones que se han sostenido al respecto es que para ser felices necesitamos creer que estamos en la relación correcta con la persona indicada, con alguien que va a estar allí pase lo que pase. Pero para mantener esta creencia ante una realidad de compañeros que a veces decepcionan se necesita un escudo protector, que se arma con la percepción de virtudes especiales en la pareja. Una vez conseguido, este prejuicio a favor permite alejar las dudas o reservas aun antes de que se materialicen. Después de todo, pocas decisiones tienen un costo tan alto como el de atarnos a un compañero romántico en particular, y posiblemente en ninguna otra decisión atamos la satisfacción de nuestros objetivos y esperanzas a los de otra persona. Si uno va a insistir en ser realista a rajatablas, entonces el matrimonio posiblemente no sea para uno. Además, esta idealización y ceguera en matrimonios de larga data es algo que va directo al corazón de la psicología. Tradicionalmente, se supone que la psicoterapia -por supuesto, esto a los lectores de Buenos Aires, que tienen más psicólogos por metro cuadrado que nadie, ni siquiera debería aclarárselo- sirve para que el paciente vea la realidad más claramente. Pero si para que un matrimonio funcione puede ser bueno no ver la realidad claramente, es interesante ver dónde nos deja parados.
Por Juana Libedinsky Para LA NACION

10 . Un discurso

Abel Tegli tiene la sana costumbre de, muy de tanto en tanto, enviar por mail a sus conocidos y amigos, "perlitas" que encuentra en Internet. Me envió alguna vez "Free Hugs" y ahora me hace llegar este otro material. (Nuevamente gracias, Abel!)

Steve Jobs en la U de Stanford (USA)
Son dos videos: primera y segunda parte.


11 . Una radio

Ya teníamos armado este bloque cuando recibimos un mail de la gente de Pandora, excusándose y lamentando no poder seguir brindando este maravilloso servicio por una serie de cuestiones legales en USA, bla, bla, bla... No pasa nada. Habrá que aguantar un tiempo, breve seguramente, para volver a disfrutar las bondades de Pandora. No hay quien pueda parar esto...


Extraído de Clarín, Mayo 1 de 2006
El sueño de la radio propia
Una nueva generación de emisoras online es capaz de detectar el ADN de la música y armar la programación de acuerdo a los gustos del usuario. Canciones disponibles para el melómano legal.

Por Francisco Rabini. De la redacción de Clarín.com

No es un secreto que los programas de intercambio gratuito de archivos cada vez funcionan peor: después de la época de oro que representó Audiogalaxy, conseguir música (gratis) en la web fue complicándose progresivamente. La alternativa a escuchar música online y no caer en la piratería son las evolucionadas radios on demand, ahora personalizadas al extremo de la sofisticación. Consisten principalmente en liberarse de los programadores radiales (siempre influenciados por un conglomerado de intereses comerciales). Acá es como si uno mismo fuese el dueño de la emisora, musicalizando a gusto, armando listas de temas por afinidad: no sólo se diseñan las transmisiones sino que los programas son capaces de recomendar nuevos títulos de acuerdo a los gustos de los usuarios. ¿El sueño de muchos hecho realidad? También liberan al usuario de tener que bajar archivos que implican tiempo (de descarga) y espacio (del disco duro). Además, es ideal para ámbitos laborales. “Yo trabajo en una empresa de importaciones, y más allá de que estoy bastante relajado, no puedo instalarme programas en la computadora, por eso me hice adicto al Pandora”, sostiene Julián, un treintañero melómano. Pandora es una de las más populares de estas radios personalizadas. Y su éxito radica en su sencillez: sólo hay que entrar en la página y poner el nombre de un artista o una canción. Eso pondrá a funcionar la radio. Luego se puede seguir añadiendo datos para que el programa vaya teniendo más pistas sobre nuestras preferencias. El motor que le da vida al Pandora es el Music Genome Project, un experimento desarrollado por un grupo de músicos e ingenieros que se jactan de haber logrado captar la esencia de la música. Así, pueden aislar los componentes (“el gen”, dicen ellos) de una canción. Entonces, cuando uno dice que le gusta un tema, Pandora busca automáticamente otro con un ADN similar. Last.fm también se jacta de tener esta sensibilidad. Aunque llega a resultados parecidos a Pandora, parte de un lugar totalmente distinto: la piedra angular que le da sustento es la idea de que si uno comparte un 95% de los gustos musicales de una persona, debería indagar en ese otro 5%, porque probablemente descubra grupos que no conoce y puedan llegar a interesarle. ¿Cómo lo logra? Last.fm lleva un archivo de toda la música que se escucha en la computadora, creando así un perfil del usuario cada vez más detallado. Luego muda al usuario a un vecindario en el que se convive en una comunidad musical con inclinaciones afines. De este modo, la radio que ejecuta Last.fm está basada tanto en nuestras preferencias como en la de nuestros coterráneos. LaunchCast, es la radio personalizada de Yahoo! Su funcionamiento no varía en gran medida de Last.fm, pero su interfaz para valorar las canciones y grupos es más completa, con un rango de cinco valores, desde el de “No volver a poner más” al “Absolutamente imprescindible”. Entre los requisitos (un poco segregacionistas, vamos a decirlo) que a veces piden estos sistemas, puede estar el de ingresar un código postal válido en los Estados Unidos. (Quien crea que todas esas horas mirando la serie Beverly Hills 90210 fueron tiempo perdido encuentran ahora la oportunidad de darles utilidad.) Otro problema común es la escasez de música en español en los catálogos, una carencia que debería irse solucionando con el tiempo, a medida que éstos vayan expandiéndose. Pero, ¿por qué no surgen radios vernáculas? A primera vista, surgen varios problemas. Fabio Baccaglioni , webmaster y promotor del software , nos comenta: “Mientras la escuchen un par de amigos, está todo bien. El problema es cuando la radio empieza a tener éxito. Gastás una fortuna en ancho de banda y tenés que empezar a pagar derechos de autor por los temas que usás”. En cuanto a las consecuencias, se ha instalado un debate sobre si estas radios contribuirán o no a expandir el universo musical del usuario. Y como suele pasar, la verdad parece encontrarse en algún lugar intermedio. Probablemente le ayuden a profundizar en los géneros que prefiere. Pero también es cierto que lo aíslan, lo encajonan dentro de los límites de lo que cree que le puede gustar sin exponerlo a cosas que vayan más allá.

12 . Un libro

El infierno de los vivos no es algo que será, hay uno, es aquel que ya existe aquí, el infierno que habitamos todos los días, que formamos estando juntos. Dos maneras hay de no sufrirlo. La primera es fácil para muchos: aceptar el infierno y volverse parte de él hasta el punto de no verlo más. La segunda es peligrosa y exige atención y aprendizaje continuos: buscar y saber reconocer quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacerlo durar, y darle espacio.

Ítalo Calvino . Las ciudades invisibles
 
Elegant de BlogMundi